Consejos para el trabajo en casa, el "Home Office"

Compártelo
Consejos para el trabajo en casa, el "Home Office"

Han pasado más de un año desde que la Organización Mundial de la Salud declaró el Covid-19 como pandemia. Y muchos han hecho el cambio brusco a trabajar desde casa; la digitalización hace posible que hoy en día cada vez más personas trabajen en la modalidad home-office.

Las ventajas del home office son evidentes

  • Ahorras mucho tiempo porque no tienes que desplazarte al trabajo.
  • También se gasta menos dinero en costes de combustible, lo que al mismo tiempo es mejor para el medio ambiente.

Sin embargo, un problema es la desconexión después del trabajo. Si tiene la oportunidad de trabajar desde casa, probablemente sepa lo difícil que puede ser mantenerse motivado y productivo en la oficina doméstica. Las distracciones acechan por todas partes, y uno puede sentirse rápidamente solo y falto de cierta rutina. Así que, para seguir siendo eficiente en tu oficina en casa, tienes que ser disciplinado y recompensarte por tus propios éxitos.

Si la motivación de la oficina en casa aún no te funciona, o te gustaría aumentar tu productividad, te brindamos algunos consejos que pueden ser útiles:

  • Crear un ambiente de trabajo propio: Si tu idea de oficina en casa consiste en sentarte en la cama con el portátil o frente al televisor, es poco probable que seas productivo. Si tienes una habitación o un estudio vacío, pon allí todo lo relacionado con el trabajo.
  • Vestirse para trabajar: Aunque sea tentador quedarse en pijama, asegúrate de vestirte para trabajar. Esto te ayudará a afrontar la jornada laboral con energía.
  • Planificar el día: Establecer objetivos claros para el día que tienes por delante te facilitará mantenerte concentrado y cumplir con tus propios plazos.
  • Gestiona tu carga de trabajo: Las cosas pueden volverse locas rápidamente incluso en una oficina en casa, especialmente si tienes muchas tareas diferentes que completar para un proyecto más grande o las tareas administrativas se acumulan antes de que las hayas empezado. En ese caso, es una buena idea dividir las tareas en bloques y trabajar con ellas gradualmente a lo largo del día o de la semana.
  • Mantenga el contacto con sus colegas: Existe un gran peligro de sentirse solo cuando se trabaja desde casa, y aunque pueda parecerlo, no hay que olvidarse de los compañeros que también están en la oficina o despacho en casa. Es importante que te pongas en contacto regularmente con tus jefes o colegas para mantenerlos al día sobre el estado de tu proyecto.
  • Date un respiro: Las pausas son importantes para mantener la productividad. Si no te das tiempo para descansar, puedes estar agotado a primera hora de la tarde. No te saltes la pausa para comer e intenta evitar el ordenador durante ese tiempo.
  • Recompensarse a sí mismo: Puede que estés lo suficientemente motivado como para completar una tarea y enviarla a tu jefe a tiempo, pero especialmente aquellos que no dependen directamente de nadie deberían idear formas de recompensarse a sí mismos después de cada tarea o jornada de trabajo.

Cuando la motivación se resiente en la oficina de casa, la jornada laboral puede resultar rápidamente estresante o abrumadora. Por lo tanto, es importante que reconozcas cuándo no estás trabajando de forma productiva y lo comentes adecuadamente con tu jefe o tus compañeros.

Está demostrado que el Home Office es una modalidad de trabajo de alta eficiencia. El desarrollo tecnológico hace que las distancias se acorten, porque existen muchas herramientas que brindan formas de comunicación a través de la web. Es así como se puede establecer comunicación a través de conexiones que dan lugar a comunicaciones rápidas.

Aunque el trabajo se realice desde la casa también implica compromiso y planificación. Es decir, una ardua tarea de autodisciplina. Las empresas también deben poseer de tecnología necesaria y crear pautas de procedimiento para organizar el trabajo.

El concepto físico de la oficina cada vez es menos usado. Los dispositivos móviles y el internet facilitan el Home Office y esto hace que todas las empresas deben adaptarse a las nuevas dinámicas de trabajo.

Todos los beneficios del Home Office se traducen en el bienestar para los trabajadores. Y esto, a su vez, refleja un aumento de la productividad.

En este sentido, la Maestría en Dirección y Gestión de Recursos Humanos que desarrolla el Centro Europeo de Postgrado (CEUPE) es un programa de referencia internacional en su sector, que responde a las necesidades de una formación específica en la gestión del capital humano, pues son las personas el motor del diseño, la implementación y la gestión de cualquier proyecto empresarial.

La Maestría te prepara para diseñar un Plan integral de Recursos Humanos, para gestionar las personas y el talento, profundizar en la selección y el reclutamiento, aprender las herramientas más actuales para la dirección de los procesos de selección de personal, conocimiento de los derechos y obligaciones de los empleados y el diseño de los planes formativos para ellos. En definitiva, aumentar la rentabilidad y la coordinación en las empresas mediante la comunicación, las políticas retributivas, el liderazgo empresarial y la motivación de las personas.

Para ello, se ofrece un panel de verdaderos expertos profesionales de Recursos Humanos de perfil directivo que ofrecen una formación académica de excelencia, dotando a sus alumnos de las habilidades y herramientas de trabajo necesarias para conducir con éxito equipos humanos.

Valora este artículo del blog:
Agentes Biológicos
El Método SMART
Compártelo
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Jueves, 01 Diciembre 2022