Efecto invernadero, causas del cambio climático

Compártelo
Efecto invernadero, causas del cambio climático

El efecto invernadero es el fenómeno por el que la energía solar recibida en cada momento por la Tierra que proviene de la radiación solar natural no puede volver al espacio. Es decir, cuando rebota sobre la superficie terrestre se queda atrapada en la Tierra por la barrera de los gases de efecto invernadero que forman una capa que no deja que este calor se vaya.

Dichos gases deterioran las partículas de la capa de ozono, responsables de protegernos de la radiación, hasta generar enormes agujeros por los que penetran con mayor intensidad los rayos del sol. Eso quiere decir que, por un lado, nos envían más calor a la Tierra y, por otro, nos lo retienen en el planeta. Y aquí empieza todo.

El calentamiento de la Tierra no es algo exclusivo de nuestra época. Desde que se formó, el planeta Tierra ha experimentado un cambio constante y permanente, y su temperatura media ha aumentado. El efecto invernadero se produce por la acción de varios componentes de la atmósfera planetaria: dióxido de carbono, metano, el vapor de agua, el óxido de nitrógeno y el ozono son algunos de ellos.

Sin los gases de efecto invernadero, la temperatura promedia de la superficie terrestre sería alrededor de −18 °C,​ en lugar de la media actual de 15 °C. No obstante, esto no es excusa para mantener los niveles de calentamiento global y efecto invernadero de la actualidad. ¡Debemos actuar!

La mano del ser humano en el efecto invernadero

La diferencia es que hasta hace poco era un proceso natural, ahora no: ha sido acentuado en las últimas décadas por la acción del hombre con la emisión de, esencialmente, dióxido de carbono y metano, principales causas del cambio climático.

A raíz de la Revolución Industrial, en la que comenzó una intensa actividad en materia del uso de combustibles fósiles, se ha visto incrementar su presencia en la atmósfera, y eso origina la situación de efecto invernadero que ahora nos preocupa. Así que el fenómeno beneficioso del efecto ha sido alterado provocando modificaciones en el clima y generando múltiples cambios en el equilibrio de los ecosistemas.

¿Qué puede pasar?

Es crucial tener en cuenta que el efecto invernadero es esencial para el clima de la Tierra. El problema es la contaminación. En una situación de equilibrio, la cantidad de energía que llega al planeta por la radiación solar se compensa con la cantidad de energía radiada al espacio.

Tal como se ha comentado más arriba, esto ya no sucede en la Tierra. Las consecuencias para el planeta y para sus habitantes son desastrosas.

El Deshielo de los polos

Uno de los efectos más conocidos del calentamiento global es el deshielo de los casquetes polares, que provoca un notable aumento del nivel del mar que podría llevar a inundar ciudades y poblaciones. En caso de que la temperatura aumente por encima de los niveles normales, aumentará el nivel del océano y se inundarán grandes regiones habitadas.

La Desertización

Otra de las consecuencias es el aumento de la desertización, gracias a esas altas temperaturas y a la escasez de lluvias lo cual, a largo plazo, puede afectar seriamente la agricultura y las cosechas.

Los Cambios en las estaciones del año

El efecto invernadero produce también unos cambios graves en las distintas estaciones del año de lo que nosotros mismos nos podemos dar cuenta que afectan a los procesos de migraciones de los animales e incluso a su reproducción.

El ser humano es el único que puede parar estos cambios graves en la vida de la Tierra y solo de nosotros depende si ponemos rumbo a un mundo sano o lo seguimos destrozando, destruyendo, a su vez, a la humanidad misma.

Vale la pena tomar conciencia y educar a nuestros hijos e hijas desde la infancia sobre la importancia que tiene vivir en una Tierra feliz y sana, con el efecto invernadero equilibrado y natural. ¡Ponernos en marcha ya no es una opción, es nuestra única salida!

La sociedad actual está concienciada sobre la sostenibilidad y la protección medioambiental, lo cual encauza a empresas e instituciones a cumplir con lineamientos en legislación vigente.

El Máster en Análisis y Dirección del Medio Ambiente del Centro Europeo de Postgrado – CEUPE, tiene un enfoque de estudios avanzados para licenciados y graduados en ciencias ambientales. Adicionalmente, permite a otros profesionales incorporar un perfil de gestor ambiental en su currículo profesional, abordando temas de dirección y protección del medio ambiente.

El Máster en Análisis y Dirección del Medio Ambiente proporciona herramientas para implementar y desarrollar sistemas de gestión del medio ambiente según las normas ISO 14001. Además, con este programa el estudiante podrá controlar la contaminación ambiental y calcular la huella de carbono de su organización.

Valora este artículo del blog:
La Afasia, causas y tratamientos
Terapia de voz, habla, lenguaje y deglución
Compártelo
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Jueves, 01 Diciembre 2022