La Industria Química-Farmaceutica

Compártelo
La Industria Química-Farmaceutica

La industria químico-farmacéutica representa casi una cuarta parte de las ventas de productos químicos de la UE. Esto lo convierte en el número 1 en Europa. A nivel mundial ocupa el cuarto lugar detrás de China, Estados Unidos y Japón.

Su facturación esta alrededor de 198.300 millones de euros (tercer lugar después de la industria automotriz y la ingeniería mecánica), alrededor de 464.000 empleados (sexto lugar después de la ingeniería mecánica, industria automotriz y eléctrica, metalúrgica y alimentaria), alrededor de 8.300 millones de euros en inversiones (segundo después de la industria automotriz).

Diversos y siempre contigo

La industria química produce una amplia gama de productos, desde cosméticos hasta medicamentos, fibras artificiales y adhesivos hasta fertilizantes, los productos químicos se utilizan en todas las áreas de la vida. Casi el 30 por ciento de los productos químicos van directamente al usuario final. Alrededor de dos tercios se procesan más dentro de la industria. Los principales clientes son:

  • Procesadores de plásticos.
  • La industrias automotriz.
  • Empresas de empaque y de construcción.

La parte restante se destina a uso comercial oa proveedores de servicios. La industria química también es un importante comprador de bienes y servicios industriales. Casi la mitad de sus productos primarios provienen de la industria manufacturera europea. Además de los derivados del petróleo, estos incluyen la electricidad, el gas y las máquinas, por ejemplo.

Lugar de trabajo con perspectiva

Cerca de 464.000 personas trabajan en la industria química. Además, hay alrededor de medio millón de puestos de trabajo en proveedores y prestadores de servicios. Para trabajos técnicamente exigentes, la industria química necesita empleados calificados y competentes.

Por eso se entrena a sí misma. Actualmente, unas 20.000 personas realizan prácticas en empresas químicas y farmacéuticas. Con buenas perspectivas de ingresos. Con una media de unos 63.000 euros brutos anuales, los salarios en la industria están casi un 24 por ciento por encima de la media del sector manufacturero.

Clase media fuerte

Alrededor de 2.000 empresas pertenecen a la industria química en Europa. Más del 90 por ciento de estas son pequeñas y medianas empresas (PYME) con menos de 500 empleados. Estas empresas generan alrededor del 27 por ciento de las ventas en las industrias química y farmacéutica y emplean a más de un tercio de la fuerza laboral en toda la industria.

En la industria química, las medianas empresas no son tanto los proveedores, sino principalmente los clientes de las grandes empresas. Así es como la química se diferencia de otras industrias. Las grandes empresas químicas suelen suministrar productos preliminares que las empresas medianas transforman en productos finales. La cartera de PYMES incluye una amplia variedad de productos como barnices, pinturas, adhesivos, betún para muebles y zapatos, productos farmacéuticos o detergentes y agentes de limpieza.

Fuente de innovación

Casi el 10 por ciento de todos los empleados químicos trabajan en la investigación y el desarrollo de nuevos productos. La industria química y farmacéutica invierte casi 13.000 millones de euros en investigación y desarrollo (I+D). eso es casi 16 por ciento de todos los gastos de I+D en la industria después de la industria automotriz.

Se requieren nuevos materiales, ideas y el conocimiento de aplicación de la industria química en muchas otras ramas de la economía. Con productos y procesos innovadores, la química contribuye significativamente al éxito de la transición energética y a una mayor protección del clima. Esto lo convierte en uno de los sectores clave para el desarrollo sostenible. La industria químico-farmacéutica es la tercera rama más importante de la industria. Principalmente fabrica productos.

Sin embargo, Europa sigue siendo el mercado de origen de los productos químicos. Los mercados europeos se abren principalmente a través de la exportación. En América del Norte y Asia, la industria química produce mucho localmente.

Estos logros de la química a hecho de que el medio ambiente este mejor protegido, los recursos se conservan y los procesos nuevos y eficientes requieren cada vez menos energía. La química aumenta así la calidad de vida en la vida cotidiana y garantiza innovaciones sostenibles.

Sociedad y empresas cada vez son más conscientes de la necesidad de buscar alternativas en fuentes renovables,  ya sea por responsabilidad social corporativa o por respuesta a la opinión pública. Por este motivo, se abre un gran abanico de posibilidades empresariales y profesionales alrededor del mundo de las energías verdes.

La sostenibilidad y el uso de las energías verdes es el buque insignia de todos los países industrializados que buscan en las renovables el desarrollo una sociedad más concienciada y respetuosa con el medio ambiente, a tenor del contenido de informes macroeconómicos las energías renovables superan  en los últimos años la inversión de las energías tradicionales en Europa y América Latina, encabezado por países como Alemania o Brasil, un sector el energético que está en plena expansión.

Por ello el Centro Europeo de Postgrado (CEUPE) imparte la Maestría en Energías Renovables y Proyectos Energéticos que busca formar profesionales con las destrezas, conocimientos y técnicas para poder desarrollar e implantar energías renovables en diferentes ámbitos como: administración, empresas o industria energética.

El actual marco energético implica la necesidad de profesionales especializados, técnicos formados con conocimiento en el entorno energético. Expertos que dominen la situación de las fuentes de energía y los tipos de energías renovables, las líneas de financiación, la eficiencia energética, y todo lo relacionado con el mundo de las energías renovables.

Valora este artículo del blog:
Tips para triunfar en RRSS
Compártelo
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Miércoles, 29 Junio 2022